Ir al contenido principal

Antiguos proyectos para derretir el Ártico

Aunque en la actualidad el calentamiento global se ha convertido en un problema muy serio, en el pasado soñaban con aumentar las temperaturas para poder disfrutar de inviernos menos duros y aumentar la extensión de las tierras fértiles.

Ya en la década de 1870, el geólogo de Harvard Nathaniel Shaler sugirió canalizar la corriente Kuroshio hacia el estrecho de Bering. Afirmaba que al fundirse el hielo de las regiones circumpolares, las plantas llegarían a regiones localizadas más al norte, aumentando la capacidad de estas tierras para sustentar la vida.

Varias décadas después, en 1912, Carroll Livingston Riker, ingeniero, inventor y magnate buscaba cambiar el clima de las regiones polares. Para conseguirlo, debería evitar que la fría corriente del Labrador entrara en contacto con la del Golfo, por lo que debería construir una calzada elevada de 322 km de longitud en la costa de Terranova.


En teoría, se podría haber construido suspendiendo un largo cable u "obstructor" en el océano que frenaría el flujo hacia el sur de la corriente del Labrador, provocando un depósito de sedimentos. Los beneficios potenciales de desplazar hacia el oeste la corriente del Golfo incluían menos nieblas y un calentamiento general de los climas del norte. La propuesta de Riker fue inspirada por el proyecto recientemente completado del puente del ferrocarril de Henry Flagler de Key West, Florida, hacia la parte continental y la excavación del canal de Panamá. El trágico hundimiento del Titanic también otorgó urgencia a su propuesta, dado que su calzada podría ayudar a eliminar los icebergs de las rutas de navegación. Riker fue apoyado en el congreso por el diputado William Musgrave Calder, quien propuso la creación de la Comisión de la Corriente del Labrador y Corriente del Golfo. El Secretario de la Marina Josephus Daniels no estaba convencido del todo por su propuesta, pero pensaba que podría ser útil un estudio general de las corrientes de los Grandes Bancos.

Este fue uno de los proyectos de ingeniería climática más grandes de su tiempo, aunque la idea de un océano Ártico sin hielo fue ampliamente discutida. La novela de Julio Verne "El secreto de Maston" pudo estar inspirada en esta idea.

En 1957, el académico soviético Petr Mikhaĭlovich Borisov, aludiendo al desafío centenario de los rusos de sobreponerse a las frías tierras del norte, propuso construir una presa a través del estrecho de Bering para fundir el hielo del océano Ártico. En numerosos artículos, y después en su libro "¿Puede un hombre cambiar el clima? (1973)", Borisov detallaba su visión de una presa de 80 km de longitud y 61 m de alto con estaciones de bombeo y esclusas que uniría Siberia con Alaska.

Propuso que la presa se construyera en secciones de 250 m fabricadas con ferrocemento resistente a las bajas temperaturas, que pudiera llevarse al lugar de construcción y anclarse al fondo marino con pilotes.  Además sugirió que la zona más alta tuviera la forma necesaria para que los témpanos de hielo pasaran por encima y se rompieran en el lado sur. Un diseño alternativo incluía una autopista y una vía ferroviaria intercontinental. Según Borisov, "Lo que la humanidad necesita es una guerra contra el frío, más que una "guerra fría"."

Para acabar con el hielo ártico, Borisov quería bombear el agua del océano Ártico a través de la presa al mar de Bering y el Pacífico Norte. Este desplazamiento permitiría un flujo de aguas más calientes del Atlántico Norte para, en varios años, eliminar la capa de agua dulce, evitando así la formación de hielo en la cuenca del Ártico, creando condiciones climáticas más templadas.

Su objetivo era eliminar una capa de 61 m de fría agua superficial, que sería reemplazada por aguas más saladas y calientes que no se congelarían. Inspirado por el libro popular de Markin "Poder Eléctrico Soviético", Borisov asumió que pronto estarían disponibles grandes cantidades de energía para hacer funcionar el bombeo, quizás de generadores eléctricos o reactores nucleares.

En Japón, los ingenieros imaginaron que podían calentar el helado mar de Ojotsk desviando la corriente Kuroshio con una presa o una válvula unidireccional de agua en el estrecho de Tartaria, entre la isla de Sajalín y Siberia. Esto permitiría calentar 1,6ºC las cuatro islas principales de Japón, Corea y la costa de Siberia.

En un experimento de geo-ingeniería de 1970 pensado solo para ser probado en un modelo computerizado, el geo-científico y especulador japonés Keiji Higuichi se preguntó que le pasaría a la circulación atmosférica y oceánica global y, por lo tanto, al clima mundial, si el pasaje de Drake, entre Sudamérica y la Antártida, fuera bloqueado por una presa. Una posibilidad era el inicio de una nueva edad de hielo.

Científicos rusos advirtieron de la posible alteración climática por tales mega-proyectos. Borisov admitió que los efectos climáticos y ecológicos a gran escala de su presa en el estrecho de Bering no se podían predecir completamente, ni se podían confinar a las fronteras de un estado; más bien, implicarían directamente los intereses nacionales de la Unión Soviética, Canadá, Dinamarca y los Estados Unidos, e indirectamente a muchos países en otras zonas que podrían experimentar un cambio climático causado por el proyecto.

Con una presa de tal calibre, los inviernos en las latitudes medias serían más suaves debido al calentamiento de las masas de aire polar y ártico. Pensaba que zonas como el Sáhara estarían mejor irrigadas  y quizás se convertirían en estepas o sabanas. Los beneficios directos de un océano Ártico sin hielo incluirían rutas marítimas más directas entre Asia Oriental y Europa, mientras, con cálculos muy optimistas, el aumento del nivel del mar sería modesto, incluso contando con que se derritiese el hielo de Groenlandia.

Larisa R. Rakipova señaló que un calentamiento sustancial en el ártico podía enfriar los inviernos en África en 5ºC, "llevando a una alteración completa de las condiciones de vida de la gente, animales y plantas" y Oleg A. Drozdov avisó que el calentamiento del Ártico llevaría a un colapso total en el intercambio de humedad entre los océanos y los continentes, con un exceso de lluvias en el Lejano Oriente y una gran aridez en Europa. Los drásticos cambios resultantes en los suelos, vegetación, régimen hídrico y otras condiciones naturales tendrían amplias consecuencias negativas tanto ecológicas como económicas y sociales.

Científicos de los EEUU afirmaban que la presa podría construirse a un alto precio, pero no sería practicable.

Además del hielo marino, los soviéticos también estaban luchando contra la "maldición de los siberianos": el permafrost de 490 m de ancho. Un sugerencia para eliminarlos consistía en aplicar hollín a los campos nevados para que absorbieran más luz solar; o quizás materiales más baratos como la ceniza o la turba pudieran hacer el trabajo.

Fuente: Popular Mechanics, January 1954 - Ocean dams would thaw north - Pág. 135
Gizmodo

Comentarios

Entradas populares de la semana

101 curiosidades sobre las cucarachas

1. Una estirpe de rancio abolengo. Los fósiles más antiguos de cucarachas datan del Carbonífero inferior (hace 360-310 millones de años). Eran tan abundantes en este período que a menudo se le conoce como la Edad de las cucarachas.

2. La diversidad de las cucarachas. Se conocen unas 3.500 especies de cucarachas (aunque hay otras fuentes que hablan de 3.700 o incluso 5.000 especies), agrupadas en 6 familias (blátidos, blatélidos, blabéridos, polifágidos, criptocércidos y nocticólidos). Sólo 40 habitan en las casas.

3. El increíble grupo cambiante. Antiguamente, las cucarachas (blatoideos o blatarios) estuvieron incluidas en el orden de los ortópteros, junto con los grillos y los saltamontes, aunque ahora pertenecen a un orden diferente, dictiópteros, que comparten —como suborden— con las mantis religiosas y, según algunas clasificaciones, las termitas. Otras clasificaciones consideran a los dictiópteros como un superorden y a los blatoideos como un orden. A pesar de ello, en la RAE no…

¿Pueden los ojos cambiar de color?

Es ampliamente conocido que los bebés suelen nacer rubios y con los ojos azules debido a que aún no poseen el pigmento que les da el color. Cuando producen melanina los ojos y el pelo se oscurecen. Esto cambio suele producirse en niños blancos que no sean rubios ni tengas ojos azules. Lo que no es tan conocido es que el color de los ojos no es fijo.

Puede ser que conozcas algún caso. Puede que, al haber pasado en un lapso de tiempo tan largo, ni te fijaras o pensaras que es una percepción tuya, pero es real. Las causas pueden ser el envejecimiento normal o una enfermedad. Esta puede estar causada por la ciclitis heterocrómica de Fuchs (CHF), el síndrome de Claude-Bernard-Horner o un glaucoma pigmentario.

¿De dónde vienen los nombres de los elementos?

Tabla en espiral diseñada por el profesor Theodor Benfey
Ni se le hubiera pasado por la cabeza a Mendeliev pensar que la tabla periódica que él diseñó llegaría a albergar 118 elementos. Cuando miramos la tabla, nos encontramos con nombres conocidos como el oxígeno, el hierro y el oro, y otros que no tanto, como el molibdeno, hafnio y el itrio. Estos nombres no han sido elegidos al azar, ni en un concurso de nombres raros (aunque lo parece), cada uno de ellos tiene un origen y un significado. Por eso, para culturizarnos un poco conoceremos el origen del nombre de algunos elementos.
Hidrógeno (H): que mejor manera de empezar que con el primero de la lista. El nombre proviene del griego Hydro y genos, "formador de agua". Este nombre fue propuesto por el químico francés Antoine Lavoisier.Litio (Li): su nombre proviene de Lithos, piedra (para que calentarse más la cabeza al ponerle un nombre).Rubidio (Rb): descubierto por Bunsen (Derecha) y Kirchhoff por espectroscopia. Su nombr…

La mujer embarazada por una bala

Si la chica sin vagina que se quedó embarazada por una puñalada os pareció increíble, hubo otra historia sobre una mujer que se quedó embarazada por un disparo. Su relato se publicó en el primer volumen semanal de 1874 de American Medical Weekly con el pegadizo e impactante título "Attention Gynaecologists!—Notes from the Diary of a Field and Hospital Surgeon, C. S. A.", documentado por el médico Legrand G. Capers que había estado en el lugar.

¿Por qué los gatos tienen 7 o 9 vidas?

A veces los gatos son un misterio. Se dice que los gatos tienen siete vidas, pero en otros países tienen nueve. En principio parece seguir la típica tendencia por la que todo es mejor en otros países y hasta los gatos duran más. Es normal que nos liemos, si nos angustiamos buscándole tres patas. Pero, ¿de dónde viene sus múltiples vidas?

Preguntas tontas, respuestas estúpidas

Yahoo respuestas es un buen lugar para preguntar cualquier duda que se nos pase por la cabeza. Pero como en el resto del mundo, aquí hay de todo. Por eso siempre hay cuestiones estúpidas que, o se hacen a modo de broma o han sido formuladas por un chimpancé borracho (Sin querer insultar a los chimpancés).

Estas son las 9 preguntas más estúpidas que he encontrado yo.



Leer más...

1.¿Los persas pueden correr por las paredes como el príncipe de persia?
Si claro y de donde crees tomaron la idea para el juego pues d ellos
Además dicen que en Persia no hay escaleras, la gente va subiendo por las paredes. Ir allí es todo un espectáculo, hasta las viejas van saltando de una ventana a otra y dando volteretas. Exceptuando a los monjes Shaolin y Naruto, nadie más sabe hacer eso.

2.¿Qué duele más un santo puntazo en los testículos o que tu novia te deje?
Que la novia se vaya. En mi opinión, lo peor es que tu novia te deje y como propina te de una patada en tus partes.

3.¿Por qué sueño que al irme a do…

¿Por qué los ojos de los renos son dorados en verano y azules en invierno?

Cuando Glen Jeffery se hizo por primera vez con un gran saco lleno de ojos de reno, ni siquiera los quería.

Jeffery es un neurocientífico de la Universidad de Londres que estudia la visión animal al que sus compañeros noruegos le han pedido que estudie los ojos de los renos. Querían saber como pueden hacer frente a la luz constante de un verano de tres meses y un invierno de tres meses de oscuridad perpetua. "Pensaba que era una idea tonta," decía Jeffery. Probablemente los animales se adaptarían al cambio de luz a través de un truco neurológico. Sus ojos no eran el sitio donde había que buscar.

Pero los noruegos persistieron y finalmente le mandaron un saco lleno de ojos, tomado de animales matados por pastores Sami. Los ojos se dividieron en dos grupos: uno de animales matados en verano y otro matados en invierno. Cuando Jeffery empezó a diseccionarlos, se dio cuenta que eran de distinto color.